bck_fil.gif (53 bytes)

Home

 

Indice/Contents Nº 12


NEUROSPECT EN PSIQUIATRÍA INFANTIL.

Article Nº AJ12-2

Dr. Ismael Mena, Profesor Emérito, Escuela de Medicina
Universidad de California,
Los Angeles USA

 

Cita/Reference:
Mena, Ismael M.D. NeuroSPECT en Psiquiatría Infantil 3(12): July 2001. Article Nº AJ12-2. http://www.alasbimnjournal.cl/revistas/12/neurospect.html
bck_fil.gif (53 bytes)

NEUROSPECT como técnica imagenológica funcional no invasiva tiene una creciente aplicación en psiquiatría infantil.

En nuestro medio el trabajo se ha circunscrito a la evaluación funcional del flujo sanguíneo cerebral que se homologa a la determinación de función cerebral . La relación es también directa en metabolismo celular/función cerebral. Mientras el metabolismo cerebral se evalúa mediante FDG-F18, se requiere para ello de PET que tiene sólo aplicación limitada en nuestro continente.

El análisis de flujo cerebral lo efectuamos cuantitativamente mediante Xe-133, expresando los resultados en ml/min/100grs. o analizando la distribución cualitativamente mediante los radiofármacos HMPAO-Tc99m y ECD-Tc99m.

En este capítulo comentaremos las características de distribución de flujo cerebral en las siguientes patologias psiquiátricas infantiles.

1º Trastorno penetrantes del desarrollo : Autismo.

2º Trastorno obsesivo compulsivo : TOC.

3º Déficit atencional.

4 Trauma cerebral.

5º Exposición a drogas o neurotóxicos, cocaína.

 

Metodología :

Sedación.

En muchos niños es necesario administrar sedación durante la fase de adquisición de las imágenes ya que estas se prolonga durante 30 minutos, período en el cual el niño debe estar absolutamente inmóvil. Sedación puede ser posible en el caso de NEUROSPECT por que las imágenes que se obtienen corresponden al momento de inyección más dos minutos. En efecto después de inyectado el radiofármaco especialmente HMPAO, se observa entrada de este al cerebro sólo durante un período de dos minutos después de la inyección debido a un cambio de la naturaleza lipofílica original a un estado hidrofílico que hace imposible que el radiofármaco continúe entrando al cerebro y lo que es más importante significa que la distribución de el radiofármaco que se ha depositado en el cerebro es estable. En los primeros dos minutos después de la inyección se completa el proceso de distribución cerebral y no puede ser modificado por maniobras farmacológicas de cualquier tipo. Esta es la justificación por la cual podemos aplicar sedación al niño durante el período de adquisición, con la certeza de que no se ha modificado en absoluto la imagen funcional debido a intervenciones farmacológicas. Es por está razón que insistimos que la sedación no se aplica nunca en el momento de la inyección, pero sí puede aplicarse sin ningún efecto distorsionador durante la fase de adquisición de las imágenes de NEUROSPECT, a partir de 15 minutos de efectuada la inyección. En nuestra experiencia la sedación con Hidrato de Cloral en niños menores de 5 años es efectiva en un 90% de los casos. En niños mayores se emplea Hidrato de Cloral más un antihistamínico (Benadryl mr).

Una vez completada la adquisición de imágenes se mantiene al niño en observación antes de darle de alta para ser trasladado a su casa habitación.

SPECT cerebral para flujo sanguíneo se efectúa inyectando en una vena preferentemente antecubital HMPAO o ECD marcados con Tc99m. El éxito de NEUROSPECT especialmente en pediatría depende de un cuidado meticuloso en la técnica de adquisición y procesamiento de las imágenes. Es especialmente importante asegurarse que el detector o los detectores se encuentren colocados lo más cercanos posible a la cabeza y que el niño se encuentre completamente inmovilizado, ya sea en estado consciente o durante sedación.

La inyección del trazador se realiza en un lugar con control ambiental de luz y sonido. Se coloca una bránula en lo posible en una vena antecubital precediendo por lo menos 10 minutos la inyección intravenosa con el objeto de minimizar los posibles efectos de ansiedad relacionados con la instalación de la bránula. Transcurridos por lo menos 30 minutos se traslada al niño a la pieza de imagen, se le recuesta en la camilla y se fija la cabeza en sistema de soporte especial que asegura la inmovilidad durante toda la toma de imágenes. Para la adquisición empleamos un sistema de NEUROSPECT Sophy DSX (SMV Ohio, USA) de cabezal rectangular con colimador de ultra alta resolución, colocando la ventana de energía a 140 kev y con ventana de energía de un ancho de 20%. La matriz es de 64*64, empleando una órbita circular con movimientos STEP en SHOOT con 64 pasos y grado de rotación 360º. El tiempo por proyección es de 30 segundos con un factor zoom de 1.6 y al término de la adquisición se verifica el estudio en modo cine o sinograma para control de calidad de posibles movimientos del paciente durante la adquisición. En caso en que constate movimiento se repite la adquisición sin necesidad de efectuar nueva inyección. Más recientemente empleamos en nuestro laboratorio un sistema E-CAM Siemens de 2 cabezales con colimador de ultra alta resolución en que el método de adquisición es similar pero la matriz empleada es de 128*128.

Procesamiento de NEUROSPECT

La adquisición se reconstruye tridimensionalmente por retroproyección mediante filtro de Butterworth 4,25 con margen del volumen mediante un ROI elíptico para dejar fuera información no pertinente. Se efectúa además una reorientación oblicua transaxial, coronal y sagital con un zoom de volumen de 35%.

Las imágenes reconstruidas tridimensionalmente son transferidas en formato M03 a un computador PC vía modem con el objeto de reprocesarlas, cuantificarlas y normalizarlas por volumen.

A) Normalización de la captación de HMPAO cerebral.

Se efectúa el análisis de captación cerebral voxels por voxels y los resultados son normalizados expresando los resultados como porcentaje de la captación máxima observada en el cerebro y el resultado expresado mediante una escala de colores, que define como normal los valores comprendidos en el rango de 72% + 5% en color rojo los valores superiores al promedio, los valores superiores a este rango, en color plateado y los valores inferiores a 60%, inferiores a dos desviaciones standard bajo el promedio normal en color amarillo, 50% del máximo del cerebro en color verde <4DS y bajo 40% en color azul <6DS (1,2)

B) Normalización de volumen. Empleamos la técnica de Talairach para normalización volumétrica (Arcila et al Congreso Alasbimn, Lima 1997)

Se procede a reorientar el volumen tridimensional del cerebro definiendo una línea que une el polo inferior occipital con el borde inferior de lóbulo frontal, está línea se lleva automáticamente a una expresión horizontal. Se corrigen además desviaciones laterales definiendo una línea paralela a la cisura interhemisférica y llevando automáticamente esta línea al plano vertical. (1). En esta imagen reorientada se procede a identificar en seguida el plano intermedio del tronco cerebral y el plano anterior de los lóbulos temporales procediendo además a delimitarse el volumen de análisis en planos laterales, superiores e inferiores. Con esta información la técnica de Talairach obtiene la normalización volumétrica del cerebro y por ello permite la comparación voxels por voxels de la captación de HMPAO en la corteza cerebral con una expresión volumétrica de base normativa de datos para niños de 5 años y otra base de datos para niños mayores de 6 años. En esta imagen tridimensional se define una nueva escala de colores que representa en color rojo los valores entre el promedio normal y dos desviaciones standard (DS)sobre el promedio normal, el color plateado todos aquellos valores que estén sobre dos desviaciones standard del promedio normal, en color verde todos los valores que se encuentran entre el promedio normal y dos desviaciones standard bajo el promedio normal y por último en color azul todos aquellos valores que estén bajo dos desviaciones standard del promedio normal. Definimos así áreas de hipoperfusión anormal que tienen 95% de probabilidades de estar efectivamente hipoperfundidas y demostradas por el color azul en la imagen y áreas de hiperperfusión de color plateado que tienen una probabilidad de 95% de estar efectivamente hiperperfundidas por comparación con la base de datos normales (Segami Corp. Maryland, USA).

La reproducibilidad intraobservador de estas mediciones fue comunicada en el congreso de Alasbimn en Lima, Perú 1997 y demuestra tener un promedio de reproducibilidad de 3,6 milímetros, lo que se considera adecuado para este tipo de tecnología.

Con objeto de definir con alta reproducibilidad la localización exacta de áreas de hipoperfusión observadas en patología pediátrica se procedió a confeccionar una plantilla mediante el programa Corel Draw 8 en 24 áreas de Brodmann por hemisferio involucradas en actividades conductuales, afectivas y lenguaje, basadas en comunicaciones clínicas y experimentales sobre funcionalidad cerebral y patología por área empleando las áreas de Brodmann como punto de referencia. Estas áreas de Brodmann son proyectadas automáticamente por el computador sobre la imagen anterior, imágenes laterales derechas e izquierdas y ambos cortes parasagitales de las imágenes tridimensionales cerebrales. La proyección de esta plantilla es automática por lo cual la reproducibilidad de estos resultados es 100%.

Dosis de radiofármaco recomendada :

02 a 03 mCi por Kg. de Peso (7.4 a 11.1 MBQ /Kg peso)

Dosis Mínima 10mCi (370MBQ)

Dosis Máxima 20mCi (740 MBQ)

 

Tabla 1) Dosimetría de Tc99m HMPAO

 

Dosimetría de Tc99m HMPAO es resumida por Michael Stabin en Internal Dosimetry in Pediatric Nuclear Medicine, ST Treves. Pediatric Nuclear Medicine, Springer Verlag 1994.

 

EVOLUCIÓN DE LA PERFUSIÓN SANGUÍNEA CEREBRAL EN EL NIÑO.

El análisis de la distribución de flujo sanguíneo cerebral infantil es especialmente crítico en los primeros meses de vida ya que la evolución topográfica metabólica de la corteza cerebral es rápida a partir del nacimiento, en efecto los trabajos Chugani y colaboradores(3) demuestran que el metabolismo cerebral es inicialmente más intenso en la corteza sensorial motora, en los ganglios de la base, el tálamo, el tronco cerebral y el vermis cerebeloso. Posteriormente a partir del mes hasta dos meses se observa maduración de la corteza parietal, temporal y occipital, los ganglios de la base y la corteza cerebelosa. Finalmente después de 6 meses aproximadamente se observa maduración de la corteza frontal. La información de Chugani obtenida con FDG F18 mediante PET ha sido confirmada con yodoanfetamina, I-123, Xenon 133 que en general confirman los hallazgos de Chugani y colaboradores (3). La distribución del flujo cerebral no alcanza la distribución del adulto hasta los 2 años. En nuestro trabajo contamos con una base de datos normativos pediátricas para distribución de HMPAO Tc99m consistente en dos grupos de niños normales de 3 a 5 años y niños de 6 a 15 años de edad, en que destaca en comparación al adulto la mayor perfusión cerebral en el sistema límbico y en los ganglios de la base. (4)

Fig.1 NeuroSPECT normal, Imágenes anteriores, lateral derecha, parasagital derecha en fila superior e imagen posterior, lateral izquierda y parasagital izquierda en fila inferior. Captación de HMPAO en corteza cerebral en colores rojo y verde: están representados valores de distribución normal entre + 2 desviaciones standard y -2 desviaciones standard del promedio normal, para colores rojos y verdes respectivamente. Se observa además pequeños focos desorganizado puntuales en color azul que corresponden a áreas discretas de hipoperfusión significativa, ya que corresponden a un 95% de probabilidades que sean hipoperfusión real.

Fig. 2 Niño normal 9 años. Igual escala de colores que Fig.1

 

Hallazgos patológicos

1º Trastorno penetrante del desarrollo : Autismo ,

Entre los trastornos penetrantes del desarrollo el más severo es el autismo. Se caracteriza por una incapacidad grave y relativamente poco frecuente, de aparición precozmente en la niñez. El cuadro se caracteriza por retraso o ausencia de lenguaje, déficit de interacción social marcada y conductas repetitivas inusuales frecuentes. Ocurre en 1 o 2 de cada 10 mil niños recién nacidos , los hombres son más afectados que las niñitas en una relación de 3: 1

En la forma severa de autismo clásico el lenguaje está ausente y puede haber síntomas repetitivos muy inusuales de actividad agresiva y autoinjuriantes. Estos niños tienen modalidades de relacionarse con personas, objetos o eventos altamente anormales. Los niños autistas no demandan atención ni cuidado, no gozan al ser tomados en brazos, rara vez se sonríen en el contacto con otras personas ni miran directamente. Efectivamente estos niños parecen estar más felices que nunca cuando están solos. (5)

Durante los últimos 10 años se ha definido un nuevo tipo de autismo que es caracterizado como un Síndrome Autístico, estos niños parecen ser normales hasta en los primeros 15 a 18 meses de edad, antes de esa época no presentan síntomas atípicos y muchos de ellos aparecen tener una inteligencia normal. El niño es capaz de gatear, sentarse, caminar hasta la edad de aparición de los síntomas autísticos, los niños tienen sensibilidad y aparecen ser de una inteligencia promedio, es de interés considerar que estos niños con Síndrome Autístico empiezan a desarrollar cierto grado del lenguaje pero súbitamente dejan de progresar o empiezan a regresar en su capacidad de comunicación. En ese momento los niños aparecen afectivos, muy frecuentemente son muy tranquilos y en otras ocasiones son hiperactivos y aparecen actividades autoestimulantes como son agitación de los brazos, etc. Se sospecha en este segundo grupo de niños la posibilidad de alteraciones inmunológicas.(6-11)

Fig 3. Autismo. Hombre 16 años. Llama la atención hipoperfusión (color azul oscuro,<2 D.S. bajo promedio normal) en lóbulos frontal, temporal, occipital y vermis cerebeloso, además del área de Wernicke en hemisferio izquierdo, áreas 7,40,39 y 22 de Brodmann. El área de Brocca aparece indemne.

En 1995 Muntz (12) y colaboradores comunicaron sus hallazgos con HMPAO en niños con autismo severo y demostraron con SPECT semiquantitativo la presencia de hipoperfusión temporal y parietal con lateralización al hemisferio izquierdo. Igualmente Georges y colaboradores (12) comunicaron en cuatro autistas adultos disminuciones de flujo sanguíneo cerebral en los lóbulos temporales y frontales. Así la hipoperfusión temporal aparece confirmada en adultos o adolescentes y en niños que sufren de autismo y por lo tanto podríamos concluir que las alteraciones temporales en etapas temprana del desarrollo pueden resultar en manifestaciones autistas.

Fig 4. Autismo Niño de 6 años de edad, hallazgos frontales, temporales y occipitales similares a Fig. 3. Llama la atención hiperperfusión de Cingulado anterior, área 24 de Brodmann (color plateado) sugerente de comorbilidad con Déficit Atencional.

En nuestra experiencia en 25 niños autistas demostramos un promedio de flujo sanguíneo medido con Xenon -133 de 116 cc/min en lóbulo frontal o corteza visual, mientras aparece el flujo sanguíneo disminuido significativamente a 49 cc/minuto en lóbulo occipital y temporal. El promedio de perfusión cerebral es de 92 cm3 por minutos contra un promedio normal de 62 + 9 y un valor P < 0,01. (Tabla 2) (5)

Tabla2. Flujo Sanguíneo Cerebral. rCBF Xe 133 cc/min/100g

 

Así podemos concluir especialmente de las observaciones con HMPAO que se presenta una disminución selectiva de perfusión en el lóbulo temporal derecho y en menor intensidad en el lóbulo temporal izquierdo en la región ántero-dorsal y disminución de irrigación occipital especialmente en la corteza visual de asociación e hipoperfusión del cerebelo en particular en el vermis cerebeloso. Es frecuente observar además en estos niños un aumento de la perfusión frontal características de los trastornos obsesivos compulsivos. Un 60% de niños autistas tiene perfusión cerebral medida con Xenon superior a 116 cm3 siendo el normal de 65 + 9. estas observaciones sugieren quede los hallazgos funcionales descritos, probablemente el de mayor significación sea la alteración del lóbulo temporal que explica la inadecuada interacción de estos niños con el mundo que los rodea y entre las que se destacan las alteraciones del lenguaje.

Quiero insistir que esta es una pieza clave en la definición del autismo ya que explicaría la dificultad para relacionarse con el medio ambiente y la observación de la disminución de la función occipital y cerebelosa que puede ser resultado de un fenómenos diesquético por falta de estimulación desde el lóbulo temporal, esta anomalía se podrá investigar más adelante mediante técnicas de activación cortical.

Garreau y colaboradores comunicaron los efectos de la estimulación auditiva en los niños autistas demostrando que contrariamente a lo que sucede a los niños no autistas se observa un aumento de perfusión en la región témporo-occipital derecha sin estimular la corteza izquierda que es el sitio que se activa en los controles de estos experimentos y esto sugieren un déficit de la actividad perceptiva en los niños autistas.

Trastorno Obsesivo Compulsivo. TOC.

La distribución demografica de está patología en los EE.UU. corresponde a aproximadamente al 1% de la población de niños y adolescentes .Si, es interesante constatar que el 8% de los padres de niños que sufren de TOC están afectados por la misma patología y el 50% de los parientes padecen de una enfermedad psiquiátrica. Las características de esta enfermedad es la presencia de obsesiones y compulsiones.

Las obsesiones son definidas por el DSM VI como ideas persistentes o imágenes o impulsos persistentes que son experimentadas como intrusos e inapropiados, que causan una marcada ansiedad y disturbio emocional. Las obsesiones más comunes se refieren al aseo, dudas repetidas, colocación de objetos en un orden específico, impulsos agresivos y ideación de contenido sexual. Estas ideas obsesivas van acompañadas de angustia que es corregida por compulsiones que son actos repetitivos que tiene por único objeto prevenir la ansiedad. Por ejemplo las obsesiones de contaminación pueden llevar a lavar las manos en forma repetitiva hasta que la piel se ulcera. Toda esta actividad es excesiva y no conectada realísticamente con aquellas que están tratando de prevenir. En niños en general este aspecto no se observa con mucha frecuencia.

Las características de NEUROSPECT en el trastorno obsesivo compulsivo, están definidas por aumento de perfusión de ambos lóbulos frontales en su cara lateral en la corteza premotora, también en el cíngulo posterior y es posible además demostrar disminución de la perfusión en la cabeza del núcleo caudado. Hemos observado que el tratamiento farmacológico tendiente a aumentar la concentración de Serotonina en el cerebro y la Imipramina por ejemplo, tiende a corregir en forma paralela las alteraciones observadas en SPECT con la corrección de la sintomatología. (13)

 

Fig. 5. Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) Niño de 16 años. Destaca aumento bilateral de perfusión frontal anterior (area M) y temporal anterior izquierdo (área 38 de Brodmann) color plateado (>2 DS. Sobre promedio normal). Se observa además leve hipoperfusión orbito-frontal izquierda. (Color azul oscuro).

 

 

Fig.6. Niño 12 años, TOC severo y comorbilidad con Déficit atencional. TOC, destaca gran aumento de perfusión (color plateado, >2 DS sobre promedio normal) frontal anterior bilateral y Cingulado posterior derecho. Déficit atencional demostrado por aumento de perfusión cingulado anterior izquierdo (area 24 de Brodmann y precingulado bilateral (área 32 de Brodmann).

Es de hacer notar que Baxter y colaboradores (14) han postulado que la función de filtro del núcleo estriado para la sensaciones, pensamientos, actos de relación causal con la actividad o decisiones del momento son de gran importancia y por ello la corteza cerebral frontal, que esta conectada con el cuerpo estríado, debería intervenir activamente en la supresión de la información no relevante producto de una actividad neuronal espúrea. La hipótesis es que en el TOC esta función del cuerpo estriado está disminuida y el lóbulo frontal debe asumir funciones de supresión y neutralización de esta actividad neuronal distractiva y de ahí el aumento de la función frontal en TOC a un costo elevado para la capacidad funcional del individuo, ya que las ideas obsesivas y las compulsiones que esto acarrea significa una interferencia notable en la actividad normal.

Tabla 3. Perfusión Cerebral en TOC infantil

En la tabla 3 vemos que en 16 niños con Obsesión Compulsiva, el 81% demuestra aumento en las áreas 8 y 9 de la corteza dorsal, prefrontal parasagital, en área 38 anterior temporal que es un área de correlación entre información visual del medio ambiente y emociones está aumentada en sus funciones en 75% de los niños, mientras el cíngulado posterior en el área límbica, área 23 y 30 está aumentado en el 40% de los niños. Notable es el hecho de que las áreas que participan en el control emocional, áreas 11 y 12 órbito-frontal están disminuidas en sus funciones en un 50% de estos niños, indicando un cierto grado de comorbilidad depresiva. (16).

Déficit Atencional

Hemos observado un aumento de la perfusión sanguínea en la región del cíngulo anterior, área 24 de Brodmann y área 32 que está localizada anterior al cíngulo y en un limitado número de pacientes hemos observado una regresión del aumento de perfusión del cíngulado anterior durante el tratamiento con RITALIN(MR) y derivados, igualmente recientemente se ha comunicado un aumento de la concentración del transportador de DOPAMINA en el trastorno obsesivo compulsivo, estos estudios deben ser corroborados por series clínicas mayores.

 

Fig. 7 Déficit Atencional. Niño de 15 años. Destaca gran aumento de perfusión en cingulado anterior y precingulado anterior izquierdos. Estos cambios son reversibles durante tratamiento con metaamfetamina.

 

Trauma cerebral

El traumatismo cerebral puede producir alteraciones importantes en la función cerebral ya sea en forma aguda como en forma alejada. Hemos tenido oportunidad de observar alteraciones funcionales corticales varios años, 2 a 4 años después de un traumatismo cerebral de mediana intensidad. En la fase aguda la extensión de las lesiones corticales aparece exagerada por la presencia de edema cerebral, pero después de días y aún semanas el edema se reabsorbe y en SPECT aparece entonces la verdadera área comprometida. Las características patognomónicas del traumatismo encefálico son la aparición del fenómeno de golpe y contragolpe que es el resultado del desplazamiento del cerebro, secundario al golpe y la compresión contra una estructura inelástica como es el cráneo de la corteza opuesta al sitio inicial del traumatismo. Se generan así áreas contrapuestas de disminución de la función cerebral que pueden persistir por años después de producida la lesión. Estas alteraciones funcionales son responsables también de sintomatología arrastrada por tiempos prolongados después de la presencia de trauma cerebral.(15)

En el niño NEUROSPECT es contributorio a la demostración de daño cerebral en niño que han sido sometidos a abuso, ya que las alteraciones descritas son características de este tipo de lesión.

Exposición a sustancias neurotóxicas

La exposición a sustancias neurotóxicas desgraciadamente frecuente en niños ya desde la edad de 10 años en nuestro medio se caracteriza por la presentación de áreas multifocales de distribución desorganizada y de compromiso predominantemente en la corteza frontal y temporal en el caso de cocaína y derivados y en la corteza occipital de solventes del tipo de Neoprén y, tolueno, etc. El compromiso de áreas especialmente temporales explican las alteraciones de memoria reciente que son frecuentes de observar en estos niños, igualmente las alteraciones de lenguaje en el caso de lesiones temporales en el hemisferio izquierdo y las alteraciones conductuales observadas en correlación con la presentación de alteraciones en ambos lóbulos frontales. (17)

Fig.8 Exposición a Cocaina. Se observan áreas multifocales de hipoperfusión de distribución desorganizada y de predominio en lóbulos frontales y temporales. Esta localización explica las alteraciones conductuales y cognitivas que se observan en este tipo de abuso farmacológico.

 

Perspectivas futuras de NEUROSPECT en pediatría.

Un área de sumo interés es el área de diagnóstico diferencial de los cuadros de hiperfrontalidad entre los cuales se destacan la esquizofrenia y el trastorno de personalidad limítrofe. En estos cuadros la estimulación de la función frontal mediante la prueba de Wisconsin demuestra paradojalmente una efecto inhibitorio sobre la función frontal en ambos cuadros especialmente en la esquizofrenia en que compromete además los aspectos laterales del lóbulo frontal en el área 46 de Brodmann.(18) Mientras en el individuo normal se constata un aumento de promedio de 15% de flujo cerebral durante la activación frontal. En estos pacientes se observa paradojalmente una disminución de la función del lóbulo frontal.(19).

El futuro de la imagenología funcional en pediatría psiquiátrica depende de la integración del trabajo del médico nuclear con el psiquiatra infantil para la interpretación correcta de la sintomatología presentada por el paciente. Los hallazgos de NEUROSPECT no son específicos para un tipo de patología sino que traducen los efectos de diversas sintomatologías en la función cerebral y es por eso que podemos tener imágenes complejas de alteraciones funcionales cerebrales, especialmente en los casos de comorbilidad psiquiátrica que son tan frecuentes. Por esto mismo la utilidad de NEUROSPECT se expandirá al monitoreo de las respuestas terapéuticas en muchos casos clínicos y esperamos que sea un método de elección para la evaluación precoz de la posible respuesta terapéutica a drogas específicos. En esta misma área Neurospect se ha convertido en un método de gran utilidad para evaluar los efectos neurotóxicos en el sistema nervioso central que señalan la gravedad de las alteraciones inducidas por el consumo de cocaína que empieza desgraciadamente cada vez más frecuente en la población infantil en nuestro pais.


BIBLIOGRAFÍA:

1. Mena, Ismael, Prado Matte, Cristián y Correa, María del Pilar. Comparative Functional Study of Two Psychiatric Pathologies by means of BrainSPECT Tc 99 HMPAO: Major Depression and Borderline Personality Disorder. Alasbimn Journal 3(11): April 2001. http://www.alasbimnjournal.cl/revistas/11/mena.html

2. Cristian Prado M.D. and Ismael Mena M.D. Basal and frontal activation neuroSPECT demonstrates functional brain changes in major depression. Alasbimn Journal1(3): April 1999. <http://www.alasbimnjournal.cl/revistas/3/pradoia.htm>

3. Chugani C., Phelps M, Maturation changes in cerebral function in infants determined by F18 FDG positron emission tomography. Science 1986; 231:840-843.

4. Mena, Francisco J et al. Children Normal HMPAO Brain SPECT. Alasbimn Journal1(1): september 1998.<http://www.alasbimnjournal.cl/revistas/1/children.htm

5. Goldberg, M. Frontal and Temporal Lobe Dysfunction in autism and Other Related Disorders: ADHD and OCD. Alasbimn Journal1(4): July 1999. http://www.alasbimnjournal.cl/revistas/4/goldberg.htm

6. Boucher J, Warrington, "EK: Memory Deficits in Early Infantile Autism: Some Similarities to the Amnesic Syndrome," BR J Psychol 1976;67:76-87

7. Hauser SL, DeLong GR, "Rosman NP: Pneumographic Findings in the Infantile Autism Syndrome: A Correlation with Temporal Lobe Disease" Brain 1975, 98:667-688

8..Gillberg, C.(1986), "Brief Report: Onset at Age 14 of a Typical Autistic Syndrome. A Case Report of a Girl with Herpes Simplex Encephalitis," Journal of Autism and Developmental Disorders, 16,369-375

9. Jones, P.B., & Kerwin, R.W. (1990), "Left Temporal Lobe Damage in Asperger's Syndrome," British Journal of Psychiatry 156, 570-572

10. Singh V.K. , Warren R.P. Odell J.D. , and Cole P., "Changes of Soluble Interleukin - 2, Interleukin - 2 Receptor, T8 Antigen, and Interleukin - 1 in the Serum of Autistic Children," Clinical Immunology and Immunopathology 61, 448-455 (1991)

11. . Folstein, S. & Rutter, M. (1977), "Genetic Influences and Infantile Autism," Nature, 265:726-728

12. George MS, et al. Neuroactivation and neuroimaging with SPECT Springer-Verlag, 1991.

13. Rubin R, Villanueva-Meyer J, Ananth J, Trajmar A, Mena I. Regional Xenon 133 Cerebral Blood Flow and cerebral Tc99m HMPAO uptake in. unmedicated patients with obsessive compulsive Disorder Arch of Psych. 1992; 49:695-702.

14 Baxter L, Scwartz J, Mazziotta J, Phelps M, Pahl J, Guze B. Cerebral glucose metabolic ratcs in non-depressed patients with obsessive-compulsive disorder. Am J. Psychiatry 1988; 145: 1560-63.

15 Roper SN, Mena I, King W, Schweitzer J, Garret P, Mehringer CM, McBride D. An analysis of cerebral blood flow in acute closed head injury using 99Tc HMPAO SPECT and CT, The Journal of Nuclear Medicine, J. Nucl Med 1991; 32:9, 1684-87.

16. Mena I., Sole,C.,Neubauer, S.,de la Barra,F., Garcia,R., Prado,C., Obsessive compulsive disorder in children: Spet of 99mTC HMPAO findings. World Congress of Nuclear Medicine, Berlín, 1998. European Journal of Nuclear Medicine 25:1077,1998

17. Mena I, Miller BL, Giombetti R, Villanueva-Meyer J, Dienderedjian AH, Neuropsychiatric effects cocaine: SPECT Measurements, J of Addictive Diseases 1992; 11 (4): 47-57.

18. Weinberger Dr, Berman KF, Suddath R, Torrey E. Evidence for dysfunction of a prefrontal-limbic network in schizophrenia: An MRI and rCBF study of discordant monozygotic twins American Journal of Psychiatry 1992: 1049-890.

19. Mena I, Villanueva-Meyer J. Cerebral blood flow and cortical activation response in normal subject and Alzheimer type dementia. Bulletin of Clinical Neurosciencies 1990; 55;89-90.